.















.




LIBRO PUBLICADO:

LIBRO PUBLICADO

MUTARI IN ALITEM

MUTARI IN ALITEM

ISBN: 978-84-9923-439-7
Nº Páginas: 224 pags
Género: Prosa poética
Tamaño: 170x240
Año de edición: Junio 2013
Formato papel
20,00 euros (IVA incl.)

AUTORA, Pilar García Puerta:

EDITORIAL, CULTIVA LIBROS:

AMAZÓN

INFORMACIÓN

Teléfono: 680214329 (Autora)
pilar_ge@hotmail.com (Autora)

Teléfono: 912.780.947
info@cultivalibros.com (Editorial)

haz

 photo mstwister.gif

PATRIA DE PÁJAROS

La Rosa de Nadie

TANTAS ESTRELLAS que
nos ofrecen. Yo estaba,
cuando te miré -¿cuándo?-
fuera en
los otros mundos.

Oh esos caminos, galácticos,
oh esa hora, que nos
preponderó las noches en
la carga de nuestros nombres.


No es
verdad, lo sé,
que viviéramos, sólo
pasó ciego un aliento entre
el allí, el no-allá y el a veces,
como un cometa silbó un ojo
hacia aquello extinguido, en las gargantas,
allí, donde se entremoría el fulgor, estaba
espléndido en tetas el tiempo,
en el ya crecía, decrecía
y recrecía lo que
es o fue o será,
yo sé,
yo sé y tú sabes, sabíamos
no sabíamos, sí
estuvimos aquí y no allí,

y a veces, cuando
sólo la nada estaba entre nosotros, nos encontramos
uno al otro totalmente.


Paul Celan

TE MIRAN

Es intangible tu color
extraído de ti
vagando en los retazos de tu piel
hecha pared,
golpeando los días contra las noches,
yendo y volviendo
desde las sombras a la luz.

Llegas a mí con tus mañanas de agua,
de brazos, de muros o de piedra
que aún mis pies no han explorado.

Camino todavía
rumbo a tu voz inextinguida,
recogiendo pedazos de atardecer
que organizabas delante de mis ojos,
¡oh majestuoso y devastado
país del sueño!
Centinelas azules en tus lejanos pasadizos
vuelven a puntear
mi atribulado corazón
danzando entre el verde del adiós,
¿dónde pusiste el color del cristal,
la ternura indeleble de los labios,
el azorado desfile del tiempo?

Esta noche te yergues ante mí
con un silencio tentacular,
hoy tengo que leerte
en las ramificaciones
de cada una de tus heridas,
¡oh madre de todos los días del porvenir!,
¡oh madre incandescente!




domingo 21 de marzo de 2010
martes, 23 de marzo de 2010





jueves, 10 de septiembre de 2009

La Lata De Sardinas





 I




La Lata De Sardinas 






      Las mañanas de invierno eran limpias. Tan limpias que todo se grababa en ellas. El frío intenso estrechaba a todos los habitantes de aquel pueblo en un mismo abrazo: a la hora de ir a la escuela, (...) El pequeño gesto de amor iba metido dentro de una lata grande de sardinas...












VIDEO PRIMERO











VIDEO SEGUNDO
















La Silla





La Silla






      Era blanca y azul, de cuadritos; bajita, muy bajita para que se pudiera sentar una niña de menos de siete años,...













VIDEO TERCERO









VIDEO CUARTO















.

jueves, 13 de agosto de 2009

La Cartera






La Cartera









      Debo respetar ese tipo de decisiones...








VIDEO QUINTO















VIDEO SEXTO











VIDEO SÉPTIMO










VIDEO SÉPTIMO (COPIA)














Los Camiones






 Los Camiones







      Es así de donde en las escuelas sacaron la idea de que los niños se levantaran muy temprano para resolver los primigenios ejercicios de cálculo y armaran el sorprendente espectáculo de los abecedarios y tanto, tanto crecieron las palabras y los números, que no supimos ponerle matices y medidas al tiempo que allí pasamos todos aquellos niños, y yo, sin tan siquiera imaginar que pronto me iría muy lejos.














lunes, 10 de agosto de 2009

La Otra Cartera





La Otra Cartera









      Tengo que admitir que desconozco la razón de mis hurtos clandestinos ya que no necesitaba comprar nada...


















El Vestido Verde





El Vestido Verde








      El color verde de la hierba no es debido a que la clorofila...




















Mateo




Mateo






      Mateo nada tiene que ver con esto, o tal vez sí, porque a Mateo le faltaba una oreja. La oreja del amigo de mi abuelo debió ser distraída por alguna bala con tal intensidad que acabó yéndose con ella. Eso no significa que estuviera sordo y el color rojo no había hecho monopolio en su cabeza ya que bajo su eterna boina negra, el color que ejercía de trompeta era el marrón de su chaqueta de pana. Claro como el color seco de la tierra del verano.





















La Tosferina






La Tosferina







      Ya por último, y por si no aparece de nuevo la ocasión, tengo que decir que era en el segundo cementerio donde se enterraba a los que se morían y que en este asunto los vasos no se comunicaron ni siquiera cuando vi a Julián, el marido de Patro,...


















La Curva




La Curva








      Adentro del coche los mayores hablaban - ¡ellos sabrían de qué!- y yo dejaba en los asientos la felicidad para ahora volver a buscarla.
























Marisa





Marisa











      Nosotras, que ya hacíamos cábalas con nuestros dos posibles destinos, disponíamos de un mundo manejable de puertas para adentro, (...)  En 1.965 comenzó el desfile de nombres conocidos, perdidos y algunos encontrados después en un palacio de los Borbones que había sido habilitado como colegio en Boadilla del Monte.


















sábado, 11 de julio de 2009

El Árbol De Guernica






El Árbol De Guernica






      Las irrupciones de la carretera son bruscas, tras la curva parece haber algún lugar para asidero de cosas,...





























martes, 2 de junio de 2009

Las 2 Fuentes






Las 2 Fuentes






      Delante del gigantesco entramado de columnas, balcones y escaleras...








además de la oficial y la historia de las 2 fuentes








estaba en el camino de piedritas que dejaban libre los árboles






jueves, 19 de marzo de 2009

El Mudo





El Mudo

 



      ¡Qué ganas de que me duerma Chaplin y me despierte Charlot! / ¡Qué agujero de ozono en los oídos! / ¡Qué disparate! //(...)

¡Qué sed por los martillos clavando faltas de Ortografía en un cartel! / ¡Ay que risa la hache! // (...)








hemos engullido todos sus símbolos













jueves, 19 de febrero de 2009

La Muda




 LA MUDA













      Era también un cuello –el mío tal vez- alzándose o bajando en articulación con los acontecimientos,...
















El Sábado Por La Tarde







El Sábado Por La Tarde





red de miradas





         La tierra era rica, la tierra del verano y los rincones del invierno. 















Las Carmelitas






Las Carmelitas






ruido de cacerolas y mujeres




 

      Nada de particular: una gran pieza de madera y una aldaba, ¿quién saldría?





la cerrazónd e aquella voz









no se podía enturbiar el semisilencio del nuevo espacio a conquistar


























El Rosa, Paseo de la Habana








































































































































































.